Nuestros especialistas destacados en trastornos y salud hormonal

Alvaro Aja Hernandez

0 opiniones
Especialidades:
  • Alimentación deportiva
  • Educación alimentaria
  • Enfermedades digestivas
  • Nutrición oncológica
  • Obesidad
Primera sesión gratis
Desde 15€
Reserva tu sesión gratis

Cynthia Morillas Arauz

4 opiniones
Especialidades:
  • Alimentación deportiva
  • Alimentación en el embarazo
  • Alimentación en la lactancia
  • Alimentación infantil
  • Educación alimentaria
Primera sesión gratis
Desde 12€
Reserva tu sesión gratis

Julia Revilla Garcia

4 opiniones
Especialidades:
  • Alimentación en el embarazo
  • Alimentación en la lactancia
  • Educación alimentaria
  • Nutrición oncológica
  • Trastornos y salud hormonal
Primera sesión gratis
Desde 25€
Reserva tu sesión gratis

Generadas en las glándulas endocrinas, estas poderosas sustancias químicas viajan por el torrente sanguíneo indicando a los tejidos y órganos cómo comportarse. Algunos niveles hormonales fluctúan a lo largo de la vida y pueden ser resultado del envejecimiento natural, pero otros cambios ocurren cuando las glándulas endocrinas no funcionan correctamente.

Síntomas de un desequilibrio hormonal

Entre los principales síntomas de desequilibrio hormonal, podemos encontrar:

  • Aumento de peso
  • Pérdida de peso inexplicable, a veces, repentina
  • Fatiga
  • Debilidad muscular
  • Dolor muscular, sensibilidad y rigidez
  • Dolor, rigidez o inflamación en las articulaciones
  • Ritmo cardíaco acelerado o disminuido
  • Sudoración
  • Mayor sensibilidad al calor o al frío
  • Diarrea o deposiciones demasiado frecuentes
  • Micción frecuente
  • Sed
  • Apetito desmesurado
  • Disminución del deseo sexual
  • Depresión
  • Nerviosismo, ansiedad o irritabilidad
  • Infertilidad
  • Visión borrosa
  • Cabello quebradizo
  • Piel seca

Síntomas de un desequilibrio hormonal en la mujer

  • Síndrome del ovario poliquístico (SOP), uno de los más frecuentes en las mujeres en edad reproductiva
  • Reglas abundantes o irregulares, ausencia de regla, reglas más frecuentes de lo común
  • Hirsutismo o vello excesivo en la cara, el mentón u otras partes del cuerpo
  • Acné en cara o espalda
  • Oscurecimiento de la piel en zonas con pliegues, como cuello, ingle o bajo los pechos
  • Pérdida de cabello
  • Sequedad vaginal
  • Dolor en las relaciones sexuales
  • Dolores de cabeza
  • Sudoración excesiva, sobre todo, por la noche

Algunos de estos síntomas pueden deberse a cambios puntuales en el ciclo hormonal de las mujeres, en etapas como la pubertad, el embarazo, la lactancia o la menopausia.

Síntomas de un desequilibrio hormonal en el hombre

  • Desarrollo inusual de las mamas
  • Sensibilidad en los senos
  • Disminución del crecimiento de la barba y del vello corporal
  • Disfunción eréctil
  • Pérdida de masa muscular
  • Pérdida de masa ósea (osteoporosis)
  • Sofocos
  • Falta de concentración

Síntomas de un desequilibrio hormonal en los niños

Durante la pubertad se empiezan a producir hormonas sexuales, si bien en algunos casos, la producción de estas está por debajo de los valores normales y entonces se padece hipogonadismo.

Algunas de sus características en los niños son:

  • Falta de desarrollo de masa muscular
  • Voz aflautada que no se agrava
  • Escasez de vello corporal
  • Crecimiento lento de pene y testículos
  • Crecimiento excesivo de los brazos y las piernas en relación con el tronco
  • Desarrollo excesivo de las mamas
Y en las niñas:
  • Menstruación tardía
  • Lento desarrollo del pecho
  • Estatura baja

Causas del desequilibrio hormonal

Puede haber distintas causas en función de las hormonas o glándulas implicadas. Las principales causas son:

  • Cierta medicación
  • Tumores, benignos o malignos
  • Estrés
  • Trastornos de la alimentación

Padecer estas afecciones hormonales puede desembocar en otros desequilibrios hormonales, desde diabetes (tipo 1 y tipo 2), hipotiroidismo (tiroides poco activa), hipertiroidismo (tiroides hiperactiva), hipogonadismo (órganos sexuales infradesarrollados) o síndrome de Cushing (niveles altos de cortisol), entre otros.

Cómo tratar un desequilibrio hormonal

El tratamiento para un desequilibrio hormonal dependerá de lo que lo esté causando.

Si tienes sofocos u otros síntomas de la menopausia, tu médico puede recomendarte una dosis baja de estrógeno. En todo caso, este consistirá en una compensación del exceso o falta de hormonas con fármacos, como pueden ser los estrógenos vaginales, los anticonceptivos, antiandrógenos, testosterona u hormona tiroidea, entre otros.

La mejora del estilo de vida perdiendo peso, alimentándonos mejor o practicando ejercicio también pueden ayudar a regular los desequilibrios hormonales, a veces, sin necesidad de medicación.